El CCIV elige su nueva junta directiva compuesta en su mayoría por mujeres

mariam

Mariam Barouni

Valencia, 18.09.2016 Centro Cultural Islámico de Valencia

El Centro Cultural Islámico y Religioso de Valencia ha elegido este domingo en asamblea general a los nuevos cargos de su junta directiva que han recaído en tres mujeres, todas miembros veteranos y activos de la entidad. La presidencia la asume Mariam Barouni, diplomada en Trabajo Social y trabajadora social, con larga experiencia en voluntariado y formación de jóvenes musulmanes, cuya asociación en el ámbito de la Comunidad Valenciana ha presidido durante varios años.

La vicepresidenta del CCIV es Cherifa Ben Hassine, licenciada en filología árabe y doctoranda en Estudios árabes e islámicos por la Universidad de Alicante. Su trabajo en la entidad durante años ha versado en torno al ámbito cultural e interreligioso dentro del que ha destacado en la organización y participación en congresos internacionales de renombre. La secretaría de la entidad la desempeña Amparo Pacheco, licenciada en Derecho y funcionaria de la Diputación de Valencia, un pilar clave en el CCIV por su labor de mediación con nuevos musulmanes y su coordinación del área de voluntariado entre otros cargos. En el cargo de tesorero repite Habib Kolsi, uno de los miembros fundadores del CCIV.

El Centro Cultural Islámico de Valencia ha destacado siempre por su compromiso con el papel de las mujeres y los jóvenes. Cabe recordar que una de sus primeras presidencias corrió a cargo de la valenciana Amparo Sánchez, quien fue la primera mujer en presidir una institución islámica en España, y que ahora ocupa el cargo de presidenta de la Plataforma Nacional contra la Islamofobia. En sus 22 años de andadura, el CCIV ha sido un referente en el ámbito valenciano por los valores que ha expuesto mediante la Participación Ciudadana, el Diálogo Interreligioso, la Juventud, el papel de la Mujer, la promoción del Legado Andalusí, en la Lucha contra la Discriminación, en la Gestión de la Diversidad y en el esfuerzo por promover una cultura de paz para tender puentes y forjar bienestar, tal y como indica su lema. Esperamos que ese camino siga por muchos años más.